La Dama Blanca

Todo esta en silencio. En la sala no hay nadie, solo unas esculturas de mármol que me miran fijamente. Por la vidriera entran los pocos rayos de luz de un atardecer de invierno. De repente todo se vuelve más frío. Una luz tenue se ve a la derecha y aparece la silueta de una mujer vestida de blanco con la cara tapada por un velo. Desaparece entre las esculturas. El frío se desvanece. ¿Qué ha pasado?

 La Dama Blanca ha llegado a Madrid. Esta diosa de la muerte sube las escaleras de mármol, se aparece en el espejo…su rostro tapado no deja ver su cara y crea bastante inquietud. De esa piel tan pálida y fría destacan los ojos completamente negros que penetran a cualquiera que se atreva a subir la mirada. Deambula silenciosa buscando a su presa, recogiendo los velos que Salomé desprende de su cuerpo. En la sala se escuchan respiraciones entrecortadas, golpes que se repiten, sonidos graves como si del más allá viniesen ¿Quién es esta dama? ¿Qué es lo que quiere?

El día 12 de noviembre se encontrarán en el Círculo de Bellas Artes de Madrid la Diosa de la muerte y nuestra Salomé. pero antes de ir al Círculo de Bellas Artes hará su primera visita en el Palacio Fernán Núñez el día 8 de noviembre. ¿Qué acontecimientos ocurrirán? ¿Por qué aparece ahora la Dama de Blanco? Muy pronto lo sabrán.

Lidia Alonso Pérez

Advertisements

Video creación sobre Salomé que se estrena en la obra KLIMT: Artista del alma

Susana Reche como una Salomé triunfante, durante la confeción del video creación por Andrés Amoros, que se estrena en KLIMT: Artista del Alma

La creación multidisciplinar “Klimt, el artista del alma” de Emilio González Sanz y 11personas kulturforum ha empezado a tener vida, con la grabación de las imágenes que acompañan los poemas de Francisco M. Quirce en la videocreación de Andrés Amoros.

Andrés Amoros y Susana Reche en la azotea del Círculo de Bellas Artes de Madrid

Salomé, una mujer de gran belleza. Así es como se recuerda a esta mujer. ¡La tentación irresistibe! Salomé es la danza, el movimiento de un cuerpo bellísimo, la tentación que seduce sin posible resistencia.

Susan Reche en su papel como Salomé en la azotea del Círculo de Bellas Artes de Madrid

Todo esto fue recreado el pasado lunes en el Círculo de Bellas Artes por Susana Reche Redondo. Una artista de los pies a la cabeza. El ambiente que nos rodeaba unido al arte de Susana evocando la danza de los siete velos nos hizo viajar en el tiempo. Un baile místico con siete velos flotando, entrelazándose en el cuerpo de Salomé, dentro del entorno perfecto: el Salón de Baile del Círculo de Bellas Artes con sus bellas columnas y la bóveda que impacta a cualquiera desde el primer momento (sólo decir que Susana se tomó su tiempo para rápidamente sacar el móvil y hacer una foto). Y qué decir de la azotea, con Palas Atenea que acompaña a nuestra Salomé. La cara de felicidad se podía ver en todo el equipo: Susana Reche Redondo, Andrés Amoros, Lidia Alonso Pérez, Emilio González Sanz y David Casas Riesco. Un día muy especial en el que el arte surgió con el apoyo de todos.

Lidia Alonso Pérez

Susana Reche y Andrés Amoros

EVOCANDO, RECUERDO por Elena García Castillo

Tengo muchos años, puede que demasiados para recordar mi incansable recorrido por el tiempo.

Espectador mudo de amores prohibidos, tumbados en la alfombra, tan cerca de mí y del crepitar del fuego.

 Visitas de personas fugaces o viajeros curiosos de mi armonioso cuerpo.

 Lacayos diligentes, damiselas, doncellas o aquel frágil y pálido joven que me mira indeciso y otras veces se acerca despacio y acaricia mi cuerpo.

Me gusta evocar mi vida, cuando estaba dormido, o cuando alguien cercano, abría mi silencio.

A veces, manos torpes,  fisgonas o estudiosas que me hacían cosquillas, o no sabían hacerlo, pero yo, poco a poco, dirigía su empeño.

La historia de mi vida, mi cuna, una Alemania fría, hace muchos decenios, necesita el reposo y la paz que ahora tengo.

Ya no sufro el silencio de ausencias, ni aposentos oscuros, ni chirriar de los muebles, que parecen lamentos, ni siento ese gélido soplo por dentro.

Un Palacio en España, es mi casa y mi vida un regalo, embriagada por notas sublimes, que ejecutan esos dedos maestros, magistrales y expertos que estremecen con fuerza mis ancianos y armónicos huesos.

 Ese amigo cercano y querido es mi dueño, y me envuelve en la magia y me aturde, y presiento ese gran corazón, tan humano, tan niño, por fuera y por dentro.

Ya no pasan fugaces viajeros. Hay amigos, que llegan, que sonríen o lloran, o guardan emoción y mucho silencio.
Y esa mágica musa, tan bella, que danza entre ellos…”


Piano Blüthner 1900

Entrevista/Documental sobre el Museo de Instrumentos Antiguos en el Conservatorio Real Superior de Musica de Madrid

Entrevista sobre el museo de instrumentos antiguos con Eva Jimenez,

Emilio Gonzalez Sanz y Lidia Alonso

n69-coleccion-de-instrumentos-antiguos-del-real-co

“Fue un sueño…”recital Pour la main gauche

“Pour la main gauche”, Emilio González Sanz (piano), Cristiane Azem (musa)

Ciclo «Recitales exquisitos», Palacio de Fernán Núñez, Madrid

13 de octubre de 2012

Pianista Emilio Gonzalez Sanz y bailarina Cristiane Azem en el Palacio Fernan Nunez de Madrid, recital “Pour la main gauche”; foto por Myriam Soler.

El pasado sábado día 13 de octubre un grupo de amigos y de buenos colegas asistimos a un recital de piano de Emilio González Sanz en el palacio de Fernán Núñez de Madrid, actual sede de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles; aunque si nos referimos a la impresiones que selló en nuestro pensamiento deberíamos hablar no de un recital para piano al uso, convencional, sino de un sueño sonoro, un brumoso sueño paréntesis en nuestra vidas, experiencia que durante dos horas nos regaló este gran pianista.

Contemplábamos atónitos cómo el primer concierto de ciclo «Recitales exquisitos», dirigido por el propio Emilio González Sanz en el citado palacio, con la gestión de la Asociación «Aeterna Musica» y la colaboración de «11 personas Kulturforum» y la «Asociación Instrumenta», nos sumergía en un letargo de Romanticismo, puro y acuoso, a los sones de aromas alucinógenos, extáticos…

Todos deveníamos en una extraña especie de aristocracia europea, exótica y cosmopolita, indefinida en el tiempo y en los rostros, porque el único atisbo de realidad latente era la creatividad artística de dos intensos creadores, Emilio al piano y su musa, la etérea Cristiane Azem, que con su invisibilidad recorría los espacios moldurados y dorados de palacio, ya nuestro en la soirée, una tarde de aromas de café ducal, érotes y escudos de seda hipnótica.

Recital “Pour la main gauche” para piano y bailarina, Emilio Gonzalez Sanz y Cristiane Azem abren la temporada de conciertos “Recitales Exquisitos” en el Palacio Fernan Nunez de Madrid.

El recital, para la mano izquierda, fue riguroso en el aspecto técnico ―certeros ataques, complejos movimientos de la mano izquierda con novedosos pases para solucionar los saltos de acordes, de dificultad extrema en muchas de las ocasiones― y en el artístico ―la visión de lo Romántico de este joven pianista me atrevería a decir que es iluminada, mística―; la coordinación escénica y la caracterización, impecables.

Un sueño legendario que arrebató nuestra memoria y introdujo en nuestros cuerpos pretéritos futuros muy del diecinueve, una meta-realidad muy a lo «Mariano Fortuny» en su Fantasía sobre Fausto (1866)… Una sensación extrañamente transcendente, en definitiva.

 

Fantasia sobre Fausto, Mariano Fortuny (1866). Museo del Prado.

Tuve la suerte de asistir al mismo concierto hace unos días en el Museo del Romanticismo de Madrid con un piano moderno, actual, que fue también extraordinario; pero el piano del palacio de Fernán Núñez, cedido amablemente por el propio pianista, es de comienzos del siglo XX; su sonido peculiar emula un timbre aterciopelado roble, muy sugerente, nuevo para muchos de nosotros…

Timbre embriagado en armónicos de amantísimo padre que duerme a su hijo con un cuento de sueños de Arabia y de musa… Las mil y una noches, era quizá el cuento narrado esa tarde. Palmira presente, o Ugarit, fundía sus velos en molduras del salón de baile. El piano y su intérprete tejían magistrales interpretaciones de los Bach, Bach reinventado por Brahms en su Ciaconna de la partita número 2, Chopin y Scriabin unidos en dos esamblajes ideados por el propio intérprete, muy acertados; y un endiablado Alkan, muy a la manera de Goethe con su Gran Fantasía en la bemol mayor, que Emilio González Sanz resolvió con una técnica y una expresión insuperables.

… Y el sueño certero, posiblemente, permanece en letargo en todos los que asistimos a este recital. Sin duda despertará en los siguientes recitales del Ciclo «Recitales exquisitos». Enhorabuena por esta inquietante iniciativa.

Francisco M. Quirce

Concierto: “Pour La Main Gauche”

EL SÁBADO DÍA 13 DE OCTUBRE PRIMER CONCIERTO DE 11PERSONAS  KULTURFORUM

EN EL SALÓN DE BAILE DEL PALACIO FERNÁN GOMEZ DE MADRID

UN MARCO INCOMPARABLE

RESERVA DE ENTRADAS EN socios.aeternamusica@hotmail.es
Solo hay 50 butacas….
donación a AeternaMusica: 30 €

Emilio González Sanz, piano

Cristiane Azem, bailarina


11personas Kulturforum en Docenotas.com

MADRID

Pianos históricos en espacios singulares de Madrid

08/10/2012

 

El pianista Emilio González Sanz y el Grupo de Gestión Cultural “11personasKulturforum” han organizado un ciclo de recitales “Exquisitos” que tienen como interés adicional el acercar al público a la sonoridad de dos valiosísimos instrumentos de época.

Concierto en el Salón de baile del Palacio Fernán Núñez

En esta ocasión se trata de dos magníficos pianos de cola Broadwood (ca. 1830) y Blütner (1900) adquiridos y cedidos para la ocasión por el pianista Emilio González Sanz y en entornos únicos, circunstancias estas que nos harán percibir la música desde una óptica diferente.

Estas temporadas están avaladas por INSTRUMENTA, Asociación Española para el Estudio de los Instrumentos Musicales y sus Colecciones, y por Aeterna Musica, una asociación destinada a promover el conocimiento de la música, especialmente clásica.

El ciclo se desarrollará de forma paralela en la Sala Broadwood del Museo del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid (los martes) y en el Salón de Baile del Palacio Fernán Núñez de Madrid (los sábados), una vez al mes.

El sábado 13 de octubre, a las 20 h. se ofrecerá el primer concierto, en el Salón de Baile del Palacio Fernán Núñez (Calle Santa Isabel, 44), en el que intervendrá el propio Emilio González Sanz, al piano, con obras para la mano izquierda. Se podrá colaborar con donativos de 30 euros, la gestión corre a cargo de Aeterna Musica a través del correo electrónico:  socios.aeternamusica@hotmail.es)

El martes 16 de octubre, el mismo concierto se repetirá en la Sala Broadwood del RCSMM, a las 19 horas. En esta ocasión los donativos serán de 10 euros y se ocupa también de ello Aeterna Musica: socios.aeternamusica@hotmail.es.

Los intérpretes participantes en este ciclo serán, además de Emilio González Sanz, Anna Tonna, Gema Rodríguez, Katarzyna Kadziolka, Marta Liébana, Paula Ríos Vázquez, El Arte Mvsico, Sofya Melikyan, Lidia Alonso Pérez, María Zisi y Ana Guijarro.